Por Christian Florian Carrillo

El síndrome de Asperger (SA) es una condición que afecta en mayor parte a los hombres, quienes la padecen sufren de dificultades para comunicarse e interrelacionarse con otras personas, además de tener intereses muy específicos, la capacidad intelectual no está afectada, pero en algunos casos la inteligencia es superior e incluso hay pacientes que tienen una memoria muy desarrollada, sus características son similares a la del autismo y médicos con poca experiencia podrían confundirla con este.

La proporción de pacientes con Asperger es de 11 hombres por cada mujer, el SA puede pasar desapercibido en mujeres si es que hay una condición que la puede enmascarar como personalidad borderline o anorexia, o al desarrollarse conductas de imitación con el entorno. En el caso de autismo, la proporción baja en 4 a 1.

Hans Asperger, descubrió en 1944 el síndrome que lleva su nombre.

Una de la teorías por la que el SA puede expresarse mayormente en hombres es la llamada Teoría del Cerebro Extremadamente Masculino, esta teoría es una extensión de la Teoría Enfatizante-Sistematizante, esta última nos dice que en promedio el cerebro femenino es “enfatizante” o que identifica  las emociones y pensamientos de otras personas y responde con una emoción apropiada, mientras que el cerebro masculino es “sistematizante” o que analiza y construye sistemas basados en normas o dicho de otro modo uno es empático y el otro es ordenado. Por ello se propone que en casos como el austismo y Asperger esta característica sistematizante está más expresada en ambos sexos que en la población “normal”, sin afectar a las demas características psicológicas y biológicas del cerebro. Una de las explicaciones relacionadas con la mayor cantidad de hombres afectados es debido al tamaño del cerebro del hombre, este es mayor que el de la mujer.

¿Pero que causaría el Cerebro Extremadamente Masculino?, se han propuesto múltiples respuestas, pero en suma las siguientes son algunas de las posibles explicaciones:

Teoría de la Testosterona Fetal: Niveles altos de testosterona se incrementarían durante el embarazo, lo cual afectaría al cerebro sistematizándolo, se basa en que durante las semanas 8 a 24 de la gestación de un feto masculino, ocurre una producción de testosterona, que en los casos de autismo o Asperger podrían ser mucho más alto que lo normal.

Teoría del Cromosoma X: En esta teoría se hipotetiza que una mutación en el cromosoma X da a lugar como resultado Asperger o autismo, esto explicaría la proporción tan baja de mujeres debido a su condición de portadoras de 2 cromosomas X, adempas que se han encontrado genes mutados en el cromosoma X que afectan el aprendizaje, también se apoyan en que personas con Síndrome de Turner (XO) son más propensas a tener Asperger o autismo.

Teoría del Cromosoma Y: El gen sry se encuentra en el cromosoma Y y determina al sexo masculino y se expresa en el hipotálamo y en ciertas partes del cerebro, al inhibir este gen en ratas se ha demostrado que afecta algunas funciones relacionadas con la catecolamina, adempas existen otros genes de este cromosoma que  se cree por algunos estudios, que podrían estar implicados.

Existen muchas otras teorías de la causa de autismo, pero ellas no explican la prevalencia entre hombres, como ejemplo se hallan, el estrés oxidativo, intoxicación por plomo o mercurio y falta de vitamina D.