Por Christian Florian Carrillo

¿Porqué tenemos que vacunarnos contra la gripe cada año?. Siempre hemos oido que debemos vacunarnos contra las enfermedades, una vez en la vida o en algunos casos tres dosis según la enfermedad y eso es todo,entonces ¿Porqué la gripe es diferente?,  ¿No se supone que una vacuna es suficiente para que te dure toda la vida?.Si bien vacunarse contra la influenza o gripe (no confundir con el virus de resfriados) es opcional, por lo general se hace para evitar las molestias de la gripe ya que esta enfermedad es generalmente mucho mas severa que el resfriado común y también puede tener complicaciones sobretodo con gente que padece del corazón o asma, en esos casos la gripe puede terminar con la muerte.

Pues bien, la gripe es muy diferente a los demás virus que tienen vacuna, este virus muta cada año y digamos en términos sencillos “se cambia de ropa” para poder pasar la barrera inmune, en su superficie tiene proteínas que se llaman hemaglutinina y neuraminidasa que sirven para entrar y salir de una célula respectivamente, estas son las proteínas que cambian, sobretodo la hemaglutinina, alguién que desee evitarse las molestias gripales se debe vacunar cada temporada.

Hemaglutinina de la influenza A.

Como hemos dicho estos cambios de la conformación de esas proteínas hacen muy complicada la tarea de hacer una vacuna para todas las cepas gripales cambiantes, pero esto podría estar llegando a su fin. Científicos suizo-británicos han encontrado un anticuerpo que serviría para todas las cepas virales del grupo A (recordemos que existen 3 tipos: A, B y C), que son el grupo de virus de influenza más importantes por ser los más comunes y los que mutan más. durante la última pandemia el grupo de investigación encontraron que algunas personas tenían anticuerpos contra diferentes cepas de virus influenza A, empezaron a revisar linfocitos B de donantes que fueron vacunados o infectados anteriormente varias veces contra la gripe, revisaron 104 000 células hasta encontrar el anticuerpo FI6, este anticuerpo reaccionaba contra los 16 subtipos de la influenza A, lo cual es un primer paso para diseñar una vacuna universal para todas las cepas de este grupo. Por medio de la técnica de cristalografía de rayos X se ha determinado también de que el anticuerpo se une al subdominio F de la hemaglutinina o para simplificar la región del “tallo” de la proteína y no de la “cabeza”  (la proteína recuerda muy vagamente a un árbol), esta zona es esencial para el virus y por ser tan importante es que es una región conservada y las mutaciones en ese lugar es muy baja. Una vacuna universal para la influenza A puede tomar algunos años en desarrollarse y estar disponible al público.

El estudio fue publicado en Science Express (arículos pre-impresos de Science) y será lanzado en revista proximamente.