Por Christian Florian Carrillo

Pues finalmente ha ocurrido, despues de años de constante abuso y descuido de las personas, Neisseria gonorrhoeae o como habrán adivinado el agente causal de la gonorrea se ha vuelto resistente a los antibióticos. Ocurrió en Japón donde se ha aislado la cepa HO41, ya se había vuelto anteriormente resistente a otroa antibióticos, pero ahora también le da igual las cefalosporinas, ¿Que son las cefalosporinas?, pues un grupo de antibióticos  de los varios tipos que hay y que se usa hasta la fecha como la última línea de defensa contra una infección de N. gonorrhoeae que es resistente, pero ya no, ahora no es suficiente por lo menos en algunos casos en Japón.

N. gonorroheae no solo ataca órganos sexuales, también ojos, boca y garganta.

Pero no todo es mala noticia aquí, primero, se calcula que esta cepa se extienda globalmente entre 10 y 20 años, eso claro  dependiendo de que tan irresponsables seamos con nuestra sexualidad y segundo ya existen antibióticos que pueden tratar esta nueva cepa, que funcionan con esta cepa, se tratan de ertapenem y espectinomicina, la primera un antibiótico que no se usa mucho y la segunda discontinuada hace años en muchos paises, pero que curiosamente servía para tratar gonorrea.
Con esto queda claro que no se debe abusar de los antibióticos y que dejar “descansar” un tipo de antibiótico y reemplazarlo por otro durante un tiempo antes de volver a usarlos es una buena manera de evitar que los microorganismos presenten resitencia rápidamente.