Por Christian Florian Carrillo
Se estaba discutiendo desde hace varios meses, pero finalmente ayer la Primer Ministro de Australia Julia Gilliard que se aprobó el primer impuesto al carbón del mundo, fijado en 23 dolares australianos o su equivalente de 24.73 dólares americanos por tonelada generada.
Australia genera el 1.3% de emisiones globales, siendo su población de solamente 22.3 millones, siendo así el país con mayor emisión per capita en el mundo.
Este impuesto afectará a las 500 empresas más contaminantes del país, por el momento no estará sujeto al impuesto el combustible para el uso común sino hasta dentro de 2 años, se comenzará a pagar el impuesto a partir del 2012. Para el año 2020 se espera reducir las emisiones en 5% menos a los niveles del año 2000 , además el dinero proveniente del impuesto servirá para impulsar el uso de energías renovables y geotérmicas.
Algunas personas creen que el nuevo impuesto incrementará los precios de los productos y servicios de las empresas afectadas y en algunos casos puede que cierren para irse fuera del país.
Fuera del impuesto está exenta la agroindustria, especialmente la ganadera que produce el 18% de las emisiones globales de gases con efecto invernadero.