Más de 700 casos y una treintena de muertes ha ocasionado la cepa alemana de Escherichia coli O104:H7. Finalmente se ha anunciado el secuenciamiento de su genoma, trayendo una sorpresa, esta cepa ha sido bastante peligrosa debido a que combina genes de 2 cepas de E. coli diferentes que le permite adherirse fácilmente y liberar rápidamente la enterotoxina conocida entre los microbiólogos como “Shiga-like”. La mayor parte de la secuencia la comparte con una cepa aislada de la República Centroafricana, la cepa EAEC 55989

El cromosoma de la bacteria es de 5278 Kpb y le acompañan 3 plásmidos de 88, 75 y 1.5 Kpb, el plásmido más pequeño es llamado “plásmido egoista” ya que solamente aporta 2 genes, uno de DNA polimerasa y otro el de proteína de adherencia, responsable por la virulencia de la bacteria. Mientras el plásmido más grande aporta genes de restencia a antibióticos y proviene de una cepa que se encuentra en caballos.

Finalmente la toxina Shiga-like ha sido aportada por medio de un fago.

El genoma se encuentra publicado aquí.