Debe ser una tragedia para y alguién como yo, que le gusta mucho los números y las diferentes cosas que se pueden hacer con ellos, pero que es un pésimo alumno de matemáticas, nunca fueron mi fuerte, en el mejor de los casos mis notas en matemáticas fueron un poco más que mediocres, siempre pasando a duras penas y con esfuerzos. Digo esto a manera de excusa ya que voy a tratar de explicar más o menos exitosamente sobre un avance en el campo de la investigación del VIH relacionado a las matemáticas, específicamente con la estadística, en la que dicho sea de paso me fue siempre un poco mejor que en las matemáticas puras.

Nuevo enfoque a un problema que lleva 27 años.

Bien, como se sabe, la lucha contra el VIH ha sido muy difícil en gran parte debido a que es un virus que muta bastante,este virus hace múltiples copias de si mismo, pero son muchas de ellas diferentes al original, generando mutantes que son resistentes a los antivirales así como también copias que no pueden volver a copiarse o que son muy malas infectando una célula, por tanto es dificil poder combatir la enfermedad exitosamente o de descubrir una vacuna.

Los cientificos han estado buscando por sitios conservados (sitios que se mantienen sin alterar) en el virus para atacarl entrenando al sistema inmune, pero puede ocurrir de que estos sitios varien solo lo suficiente para escapar de ese ataque, para ello existe una nueva propuesta, atacar a todos los sitios conservados al mismo tiempo, es aquí donde aparecen las matemáticas. Dos investigadores Arup Chakraborty y Bruce Walker ha identificado varios grupos de regiones conservadas a las que llamaron “Sectores VIH” , que no solamente estan conservadas, sino que se mantienen conservadas a la vez como parte de un grupo, mientras que otras partes de las proeínas mutan constantemente, dando así lugar a la propuesta de Vincent Dahirel y colaboradores de utilizar estos lugares para que el sistema inmune ataque al mismo tiempo, pero identificar estos sitios no fue algo tan sencillo como mirar la secuencia proteica, se utilizó un método de análisis llamado teoría de matrices aleatorias.

Hace mucho tiempo, allá por los años 50’s se desarrolló una teoría de matrices aleatorias para  modelar el espectro de los átomos pesados y predecir la probabilidad de colisión de un neutrón con un núcleo, indirectamente sirve para calcular la cantidad de escudo necesario en los reactores nucleares y en almacenamiento de residuos, posterirormente se le observo una utilidad para el análisis del mercado de valores (esto me recuerda a la película Pi, véanla es muy buena). Pues bien, el grupo uso este método para buscar estos sitios como si se trataran de espectros nucleares, en lugar de espacios entre bandas espectrales buscaban lugares que no cambiaban, el lugar donde las mutaciones eran muy raras la llamaron Sector 3 y se halla en la proteína Gag, la cual es una de las más importantes del virus ya que es parte de la cubierta externa (cápside viral), no solamente eso, el grupo identifico esta zona y descubrió que la región conservada es importante para ensamblar al virus, por ello un cambio muy ligero no lo alteraría, pero si el cambio es un poco más sustancial el virus podría quedar mal ensamblado o no ensamblarse. Este nuevo enfoque podría servir para el desarrollo de  una vacuna eficiente contra el VIH, pero aún deben hacerse los experimetnos respectivos ya que todo esto está solamente en la teoría, aunque bastante plausible.

Artículo del estudio: “Coordinate linkage of HIV evolution reveals regions of immunological vulnerability”