Hoy he decidido hablar de Pseudomonas aeruginosa, una bacteria como pocas, no es una bacteria que se caracterice por ser llamativa con una forma rara o color particular, no obstante es una de las que vive en un gran número de ambientes en las que otras especies de bacterias no podrían estar.

Pseudomonas aeruginosa es una gram negativa, no fermentadora (oxida la glucosa, no la fermenta),  móvil (bastante) y con flagelo(s) polar(es) aerobio estricto aunque puede sobrevivir a niveles muy bajos de oxígeno, no forma esporas. Habita en practicamente cualquier lugar donde la temperatura no sea extrema y mientras haya humedad. Se le encuentra más frecuentemente en hospitales y agua, está asocidada a infecciones intrahospitalarias oportunistas y a la fibrosis quística.

P. aeruginosa expresando el pigmento piocianina

La característica que más me llama la atención es su tremenda capacidad de adpatación y flexibilidad metabólica, persiste y sobrevive en lugares donde escasean los nutrientes (considerando el hecho de que no forma esporas, eso tiene un mérito), como dije puede sobrevivir a niveles bajísimos de oxígeno, pero se han aislado algunas cepas que pueden estar bajo condiciones anaeróbicas usando un aceptor externo alternativo de electrones y fermentando arginina o piruvato.

Aunque P. aeruginosa puede tomar la glucosa, no es su fuente favorita de carbono, puede despreciar la glucosa del medio si existen ácidos grasos de cadena corta, aminoácidos o poliaminas que son degradadas por la vía de Entner-Doudoroff, además puede crecer en n-alcanos, hidrocarburos, gasolina, desinfectantes y hasta en fenol. También es resistente inherentemente a muchos tipos de antibióticos y puede incorporar facilmente genes de resistencia de otras bacterias.

En conclusión, P. aeruginosa es una bacteria de grana capacidad adpatativa, metabólica y con resistencia a antibióticos, es por ello de que es una especie bastante interesante para estudiar a fin de encontrar conocimientos que pueden ser útiles para la biotecnología.