Solo es una hipótesis publicada en el servicio de publicaciones electrónicas de la Universidad de Cornell, pero es una de las primeras piedras que podrían cambiar la forma de uso de las bacterias en el futuro. Allan Widom y colaboradores han propuesto de que las bacterias  pueden transmitir señales electromagnéticas utilizando su cromosoma como antena.

Las observaciones fueron primero vistas en el agua, se han medido señales de alrededor de 1 KHz con anterioridad, los primeros reportes vienen nada menos que de Luc Montagier , virólogo y descubridor del virus de la inmundeficiencia humana, Montagnier midió señales de frascos de cultivo bacteriano con un inductor alrededor de ellos y un amplificador, dando una señal de 1 KHz si bien el reporte fue tomado con escepticismo, el doctor Widom los considera válidos, la pregunta entonces es ¿Cómo es que una bacteria produce ondas electromagnéticas? , el artículo escrito propone que mientras los electrones  fluyen a través de los bucles de DNA en Escherichia coli y Mycoplasma pirum, bacterias que fueron medidas por Montagnier, deben en teoría generar longitudes de onda similar a las medidas.

Estas transmisiones no serían muy diferentes a la transmisión eléctrica  en bacterias que se conectan por nanowires (nanohilos) de reciente descubrimiento y que originaron toda una teoría sobre la comunicación microbiana en biofilms.